SOBRE MI

Calidad, artesanía, diseño y pura perfectión. desde 2008

Mi historia

El nombre de mi página web – pam-palma – deja entrever bastante de mí: Mi nombre es Pamela Harig y vivo en Palma de Mallorca. Nací en Alemania y crecí en la región de Eifel en un pequeño pueblo en el que pasé también mi juventud. Siempre en contacto directo con la naturaleza, descubriendo entre juegos mundo lleno de inspiración y creatividad. Así que de ahí surge mi pasión por las manualidades, crear algo con mis propias manos se vuelve un aspecto muy importante en mi vida, a pesar de que mi profesión de orfebre y empezar la formación fue algo que se cruzó en mi camino.

En la búsqueda de una profesión que uniera las manualidades y la creatividad, descubrí que las manualidades y la sensibilidad por los detalles en la orfebrería van de la mano y que estas piezas artísticas formaban parte de mi personalidad y encajaban con mi futuro profesional.

Educación

Luego, justo después de la universidad, empecé a trabajar en la orfebrería Kalbath de Aquisgrán, donde también descubrí mi pasión por crear mis propias joyas desde cero. En Kalbath empecé como aprendiz, y a lo largo de los años me convertí en el director del taller.

Después de siete años de trabajo, había acumulado suficiente experiencia para dar los siguientes pasos, por lo que llegó el momento de volver a la escuela: ¡un año de estudios y por fin obtuve el tan ansiado diploma de Maestro Orfebre!

Los diez años que pasé en Kalbath fueron muy prolíficos, ya que pude desarrollar mis habilidades como orfebre (también diseñando mis propias joyas), así como especialista en piedras (Kalbath también es mayorista de piedras) y como profesor de los nuevos aprendices. Pero ha llegado el momento de volver a descubrir el mundo… maletas preparadas, billete de ida a Mallorca en mis manos, y ahora a ver qué queda por descubrir en la vida.

Primeros pasos en Mallorca

Me fue bien, ya que parecía que muchas oportunidades me estaban esperando. Con los objetivos bien claros en mente, la persistencia y un poco de buena suerte encontré un trabajo temporal en una orfebrería en la ciudad de Pollença, en el norte de la isla, y dos años después me atreví y di el gran paso adelante: abrir mi propio taller en Palma.

Abrí las puertas de mi primer taller en La Lonja, inicialmente junto a un socio, en pleno centro histórico de la ciudad: tras semanas de polvo y peleas con electricistas y fontaneros tenía mi taller, mi atelier, mi propio espacio.

Las joyas que ofrezco en mi página web proceden de las colecciones que he desarrollado a lo largo de los años.  Son joyas hechas con mi propio estilo y alma: siempre entre lo clásico y lo contemporáneo, de todos modos nunca modernas, lo que las convierte en joyas para toda la vida.

Lo que ofrezco en esta página web, son colecciones que he ido desarrollando a lo largo de los años. Mi estilo y mi esencia se reflejan en las joyas…como se puede apreciar, es entre clásico y contemporáneo, nunca moderno. Gracias a esta particular combinación, mis joyas son para toda la vida. La mejor manera para expresarme es cuando diseño de forma personalizada las joyas y las acabo a mano.

Me gusta el contacto con mis clientes, captar su ser y su esencia para encontrar la combinación más adecuada entre sus expectativas y mi estilo. Pero para conseguir esto, necesitaba un espacio cálido, agradable y discreto, donde el cliente se sintiera cómodo en un ambiente tranquilo para poder atenderle con todos los sentidos.

Así que abrí un taller con atelier,  en el corazón de Palma, a unos pasos del conocido Paseo del Borne y a penas 10 años después todavía sigo aquí. En total llevo viviendo en Mallorca 15 años, amo la isla porque es muy cosmopolita y a la vez protege la esfera privada. Y amo Palma por su estilo pasado de moda y su pasión por el arte. Todo esto sobre mí.

Conozca más sobre cómo trabajo y el proceso de creación de sus joyas.